martes, mayo 12, 2009

Rosas y Espinas

Hoy las flores son las rosas, porque es la flor que le hubiera regalado ayer a Antony.
Dió un concierto en Madrid pero yo me lo perdí, la causa fundamental es el precio de las entradas, ya pagué eso hace un par de años y aunque no me arrepiento aquel día no se me retorcio nada por dentro, fue bonito pero no emocionante como otras veces, parecia estar muy lejos. Nada que ver con mi primer concierto de verdad de él en el Lope de Vega donde me quedé sin pañuelos de papel y casi sin lágrimas. Y como olvidar el par de canciones que hizo con las Cocorosie en mi segundo y último tanned en Santander.
Así que esta vez no me atrevi a ir porque creo que el palacio de congresos es un sitio muy grande, muy frio e iba a estar muy lleno de famosos y así una no puede llorar a gusto.

Ayer las lágrimas eran por no verle en lugar de por verle, que pena.

Aquí teneis un vídeo de 4 minutos del concierto de ayer y una reseña.

Otro sueño imposible como el del bulli es ver a Antony solo con su piano en una iglesia. Sería algo sublime y si fuera en mayo podría llevarle mis rosas.

 

 

4 comentarios:

su dijo...

Jo, yo también lo pensé ayer, porque el otro concierto me encantó.... en fín, la economía manda, pero estoy contigo, en una iglesia sería maravilloso.
un besote

txarls dijo...

Ojalá algún dia se cumpla eso de que toque en una iglesia,pero creo que hoy por hoy,el Sr.Hegarty se ha convertido ya en un fenómeno de masas y va a ser imposible verlo sin empeñar riñones,piernas ortopédicas u ojos de cristal :)
Aquí las entradas para verle en el Palau de la Música volaron en segundos y casi todas fueron a caer en manos de personalidades y actorcillos de medio pelo.
Besosmil!

Manuel Márquez dijo...

Lamento, compa Viola, que no hayas tenido ocasión de disfrutar de ese concierto al que tanto te habría gustado asistir; otra vez será, supongo... Eso sí, dudo mucho que el artista fuera a estar a la altura de las rosas exhibidas: magníficas, casi majestuosas, más bien...

Un fuerte abrazo.

Viola Tricolor dijo...

Sí Su y visto lo visto menos mal que decidimos no ir, yo no hubiera podido disfrutarlo.
Txarls no me compares el Palau con nuestro Palacio de Congresos, en el Palau casi seguro que hubiera ido :)
Las rosas en rivas Manuel son un milagro, con el calor de estos días les quema el sol tan rápido que es casi imposible hacer fotos así.
Gracias a todos por escribir :)
Besos.