martes, junio 07, 2011

Cuéntame



Hay fines de semana que una no sale de casa pero viaja muy lejos. Este finde las niñas hemos cosido, sólo me quedan unos pespuntes y mi falda estará lista para la fase 3, coserla a máquina, hemos comido lasaña y soñado con principes azules, mi prima es muy romántica, yo no, pero lo era y me dejo llevar. He visto a trozos la primera película de Tarkovsky, la primera película suya que veo también, la infancia de Ivan, lo que más me ha impresionado, y puede sonar frívolo, es lo guapos que son los actores. Creo que Tarkovsky es bastante espeso y rollo pero necesitaba oír hablar ruso. Hay escenas bonitas, una preciosidad el bosque de abedules, el comienzo, pero su forma de narrar y el hecho de que este ambientada en la segunda guerra mundial hacen que sea difícil y dura de ver.

Todavía sigo en parte en barna, la semana fatídica pasó. Tengo otro festival en dos semanas, por fin algo que me gusta en madrid y superbarato, tengo que empezar a ponerme con el indietracks, después de un primavera que ha dejado ya por segundo año consecutivo de ser cómodo ir a otro al que acudirán no más de 1000 personas será todo un cambio. Tengo que comprarme un buen chubasquero y una linterna porque por lo visto hay que atravesar un bosque por la noche para llegar al hotel. Me han contado muchas cosas pero aún así creo que para mi va a ser de lo más novedoso. Lo espero como una niña con zapatos nuevos.

Estos días he estado con canciones de la costa brava. Este año me quedan muchos meses para las vacaciones, todo el verano. Veo difícil que Madrid vuelva a tener playa pero habrá que intentarlo. Rezo para que este año no haya mosquitos tigre.

Los pensamientos son cántabros, veo que a pesar del clima allí también los hacen para que duren unos pocos días, a la semana siguiente estaban casi todos practicamente secos. Es una vergüenza, lo que estan haciendo con las plantas, que las hagan para que no duren nada. Después se quejaran de que la gente no las compre. Si yo fuera el ayuntamiento dejaría de hacerlo.

2 comentarios:

evamarín dijo...

Yo vuelvo siempre a la costa brava. Lo hago sin pensar, pero vuelvo. Y me gusta descubrir matices nuevos en canciones q son de otros veranos. Me gusta la luz q sigue teniendo la música de fran y sergio.
Un abrazo,
eva

Viola Tricolor dijo...

Hola Eva. Yo estos días he vuelto a la costa brava de nuevo si, una vez más, a veces porque soy feliz y otras porque necesito serlo. son canciones atemporales por eso siempre descubrimos matices nuevos. yo me siento muy afortunada por tener estas canciones. Un beso muy fuerte Eva, disfruta de tu mediterraneo.