martes, diciembre 31, 2013

Pajaro Vinilo

Esta mañana me han entrado ganas de escribir en el blog por primera vez en meses. Creo que es la primera vez en todos estos años que si dejo de escribir en el blog tanto tiempo no es por algo malo, sino que es culpa de la vida que te lleva y te arrastra. Como decían unos amigos con retintín, ahora estás a otras cosas ….

Me tocó pasar la nochebuena en burgos y fue imposible no acordarme del día de navidad del 2010, la última que pasé allí. Todo lo bueno que he vivido este año empezó ahí, a pesar de todo. Por fin me he quitado aquellos meses de encima, mi visión del amor y las relaciones ha cambiado, una cosa es querer algo y otra ponerla en práctica, ir quitando cosas de la lista. También que mi vida nunca será lost in translation ni los puentes de madison y que nunca existirá ninguna película para contarla, por eso sigo prefiriendo mis pelis en blanco y negro, al final son con las que más me identifico, con las pelis modernas de amor me pasa como con los pasteles, que no soporto el dulce. Estos días he pensado a menudo cuantas veces a lo largo de la vida toca reinventarse.

Este año ha sido muy importante para mi también por que en marzo estrené mi smartphone obligada por una superoferta asi que no me quedó mas remedio, y mi vida dio otro giro y tuve que reconocer que no hay que hacerles ascos a las cosas de la vida moderna solo adaptar su uso a tu vida y estoy encantada con el guasap y mis grupos de amigas, y por mi mejor juguete desde la bici que me trajeron los reyes en los 70 que ha sido mi tableta galaxy. Este año no ha sido muy musical o mejor dicho lo fue y mucho hasta el primavera, me escuche y vi youtubes de todos los grupos del festival pero después la segunda parte del año la música he de reconocerlo apenas si ha sido ruido de fondo. Había días que hasta me molestaba, pero está bien, no es nada preocupante. Y algo inesperado ha sido que estos últimos meses las tardes de domingo  han sido de sofa y películas de dibujos animados (como en tantas otras cosas siempre voy con retraso) … quien me lo iba a decir a mi a estas alturas. Pues eso. He de reconocer que las pelis de dibus no son aburridas. Para el 2014 quedan las series de risa que también se me resisten.

Me ha encantado leer esto esta mañana, escuchar música antes de ir a trabajar, no podía ser en otro lugar que Londres, yo no iria asiduamente porque con lo que tardo en venir a la oficina no tendría tiempo como no fuera en el cercanías J pero si me encantaría ir a sesiones de ese tipo algún sábado o domingo. Sesiones de djs sin alcohol ni pastillas. Sesiones con desayuno. 

Una cosa muy importante que creo que es bueno aprender es que es mejor vivir ligero de equipaje, no hay que agarrarse a los sentimientos, sino dejarlos volar. El verano me trajo esta foto, investigando descubrí que es de una artista que se llama Kesa y que es francesa. En su facebook y con la ayuda de un traductor se puede leer más. Pero lo mejor y lo más imperdible es su galería de fotos, por favor entrad, es mi regalo de fin de año. 

(La música rompiendo la barrera de su soporte y echando a volar)

Desde que la vi quise inventarme una historia para ella pero a veces las mejores historias son las no contadas, este año ha sido más de vivir que de narrar. Así que la historia de esta foto será una historia no contada, que cada uno se imagine la suya pero no quería despedir el año sin ponerla en el blog. A veces nada es lo que parece, como esta obra de arte, un vinilo que ya no es vinilo y un pájaro que tampoco es pájaro, pero también es cierto que la vida sería mucho mas triste y fea si no la adornáramos un poco. 

Las canciones del vinilo fueron un descubrimiento de un artista que ni me sonaba, un artista pop frances que tuvo su reconocimiento, Pascal Danel
Así que como sigo siendo incapaz de hacer una lista y además no iba a descubriros nada nuevo esta sera mi aportación a lo mejor del 2013 :)))
Kilimandjaro y mi preferida Jeanne.

2 comentarios:

atticus' daughter dijo...

Fíjate que a mí me ha pasado un poco lo mismo. Y es que muchas veces cuando somos más felices es cuando menos ganas tenemos de escribir, quizás es por lo que escribes, porque hay momentos que son más de vivir que de narrar.

Qué texto tan bonito te ha quedado, meses sin escribir para dejarnos esta maravilla. Lo del vinilo es una preciosidad!!!

Madre mía la de cosas que nos han pasado este año y que además hemos podido compartir, sea en persona sea a través de largos mails o más largas y eternas aún conversaciones de whatsapp. Y lo bonito que ha sido hacerlo.

Por un 2014 que siga lleno de tardes de domingo :-)

Un beso muy gordo, guapísima,

Viola Tricolor dijo...

Es que son un cúmulo de circunstancias, aparte que no lo he dicho pero el ganchillo sigue ocupando gran parte de mi tiempo.
Atticus lo que nos hemos podido reír a distancia gracias a la tecnología.
Gracias por estar siempre ahí con tus comments. un beso !!!