martes, diciembre 20, 2011

cha cha chá



El sábado estuve toda la tarde intentando aprender el punto cocodrilo, primero encontrar un video comprensible (con los gráficos no me aclaraba, creo que es por mi falta de imaginación espacial pero esa fue una razón de que siempre acabará dejando el ganchillo me perdía en las revistas) , no había manera, probé con varios, no se cuantas veces deshice y rehice, cuando al fin encontré uno que me quedaba bien clarito eran las 9. La idea de la bufanda la he deshechado, al menos con una lana tan gorda, además es un punto muy trabajoso yo creo para una bufanda, en todo caso hacerme un calentador de cuello (para esto los ingleses tienen una palabra mucho mas bonita, neck warmer) o hacerla a ratos aunque la acabe el año que viene. No se, tendré que ponerme un día un rato antes de que se me olvide, hacer varias vueltas y ver si es un punto con ritmo para mi o no.

Después empecé una manta olas con la misma lana gorda. Es en tonos morado-rosados, me parece algo oscura pero como me decia mi primavecina es que sino todas van a ser iguales y es cierto. Pero creo que acabaré haciendo otra sólo con tonos calidos y alguno frío. Las mantas olas tienen una gran ventaja sobre las grannys y es que no hay que juntar los cuadrados y coserlos después, ni cambiar tantas veces de color, es ideal para relajarse porque es todo el rato igual y sólo hay que ir contando para ver cuando toca crecer y decrecer. Pero trabajando con lana gorda tengo que hacer muchos descansos, es bastante agresiva con las manos, hay que hacer más fuerza, no puedo pasarme así que la iré racionando y mezclando con la manta olas de hilos. Prometo fotos, espero que esta semana :) y a lo largo de las navidades (aunque no tenga vacaciones) quiero hacer un post sobre lo que está siendo mi lanaterapia, porque realmente está comprobado (encontré una página hablando sobre ello) sobre el uso de la lana como terapia así que no es una palabra inventada. El caso es que este último trimestre está siendo el mejor del año, estoy más contenta, más activa y creo que el ganchillo ha llegado para quedarse esta vez aunque sea 10 minutos al día.

El domingo hice solomillo wellingon. Cuando tuve a mis invitados barceloneses compre masa de hojaldre y al final no hubo tiempo para usarla. La congele y ayer por fin la use. Encontré esta receta buscando recetas que hacer con hojaldre. Es realmente fácil y tiene una presentación tan bonita que es ideal para una cena con invitados. Use a mi prima de conejillo de indias y no sobró nada jeje. En lugar de con foie lo hice con cebolla y compota de manzana y con solomillo de cerdo (yo soy de las de el solomillo de ternera sólo acompañado de sal). No la explico porque en Internet hay muchas páginas sobre ella.

Ayer volvía a casa en esa hora del día que el sol ya se ha metido pero todavía el cielo esta rosa-rojo, de hecho el color rojo duro hasta llegar a casa. Es increible pero todavía no me había puesto el disco de nacho umbert y elegí ese momento para escucharlo por primera vez, aunque algunas canciones él ya las habia estrenado en sus conciertos, en especial el sr esteve, una de mis favoritas. Y bueno ahí sigue toda la magia del primero. Con lo que me cuesta hoy en día escuchar un disco entero, todavía tengo que asimilarlo mejor y quedarme con las letras, las melodias, la producción perfecta nada nada recargada, muy sutil, otra genialidad de refree. No se cual es mi preferida, si superheroe, la más corta por esa frase genial, el superheroe que perdió el manual. la mejor letra es cassavetes, es el colorete y quitasueño de este disco. Así que ahora ya tenemos 20 canciones de nacho, 10 historias más para ir canturreando por la calle, es como tener un libro musicado. En su nuevo vídeo cuando aparece nacho debajo de su nombre pone cantautor, y es cierto, lo es, pero sin caspa y no da grima. y por suerte sólo nos entretiene y nos cuenta historias sin grandilocuencia.

Y bueno el año no puede terminar de mejor manera que con nacho umbert. el cantautor con público incondicional :)

2 comentarios:

atticus' daughter dijo...

Que sepas que los cuellos de lana molan, y mucho, estoy por transformar una de mis bufandas en uno de ellos, me volví fan desde que los vi en un mercadillo que hay en la rambla del raval que te encantaría, por cierto.

Tengo ganitas de ver tus progresos, y me alegro de que encontraras algo que te calme tanto y te de tanta paz, mola. Que sepas que tengo lo que me regalaste de ganchillo colgado fuera del armario de mi habitación, el otro día mi compañera de piso me preguntó que dónde lo había comprado, que le gustaba. Y me encanta.

Un beso muy gordo!!!

Viola Tricolor dijo...

Hola atticus, aqui es que hacen más falta las bufandas porque necesitas taparte la cara, sobre todo por las mañanas, pero es una buena opción, es un punto muy bonito, tengo que hacerme algo.

Como ahora es navidad tengo un montón de patrones de estrellas, pero aquellas fueron las primeras :) me hace mucha ilusión que te gustase.

Un beso muy fuerte.