miércoles, octubre 28, 2009

En mi salon II



El otro día me acordaba de todo lo que escribí sobre Octubre, que hacía 9 años que no pasaba nada en Octubre, y me dio la risa. A veces en un fin de semana se concentra todo lo mejor de un año. Y yo hace unos días no sabía nada de lo que iba a pasar, las cosas felices también llegan de repente.

Creo que lo iré contando poco a poco, porque la semana pasada fue de las inolvidables. No tuve nada de tiempo pero no fue por eso por lo que no escribí nada sino porque tenía miedo de contar más cosas y que al final todo fuera un desastre (que nadie viniese, que el grupo no apareciera…), ya sabeis mis genes de Burgos que siempre se ponen en lo peor. Pensé que mejor lo contaba después cuando todo hubiera terminado.

El día después cuando me levanté todo seguía en el salón, la luz entraba por las ventanas. Con todos los nervios y la emoción el domingo no pegué ojo, estaba feliz y agotada pero no había manera de coger el sueño. Allí seguían las guitarras, esa tan bonita que Matt nos explicó que era del año 1946, aunque esté nuevita, y que suena como un pedal steel. Las camisetas, el botijohucha, la guitarra de Anne, la batería de Richard y la pedalera de Matt. Lo primero que pensé es que parecía un concierto matinal del tanned tin.

Siempre me ha hecho gracia cuando se dice que tanta preparación para que luego todo termine en unas pocas horas. A mi me parece que todo forma parte de lo mismo. Y que es tan disfrutable o más los días previos de preparación. Eso lo dejo para otro día porque mi semana no me deja tiempo para más, una pena pero bueno.


3 comentarios:

su dijo...

que momento tan especial, pequeña, te queremos de promotora-anfitriona forever! mil muacs

txarls dijo...

Qué gran noche,cada vez me apena mas no haber podido estar.Seguro que será inolvidable para ti y los que pudieron disfrutar ese concierto de un modo tan familiar.Que guitarra tan curiosa!
besosmil!

Viola Tricolor dijo...

No me planteo repetir Su jaja.....
yo no me lo imaginé tan bonito txarls, asi que me dió mucha pena por quienes no pudisteis venir si. fue una suerte poder hacerlo.

Besos.